sábado, 17 de septiembre de 2016

Por qué creo que no hay que simplificar la realidad


Este texto es el resultado de un mensaje de What´s up:




(una web en la que hacen un comentario parecido al mío pero más breve: http://miscelaneaturolense.blogspot.co.uk/2016/04/abril2016miscelanea-una-sociedad-que.html)

La primera idea es que cómo, a partir de una foto de una situación de la que no tenemos ninguna otra información,  se intenta construir una idea de un fenómeno tan grande, complejo y triste como las migraciones masivas que está habiendo últimamente en las fronteras europeas. No sabemos qué paso antes, quiénes son esas personas, ni qué pasó después.

Creo que tenemos el deber moral de recibir lo mejor posible a los refugiados que se agolpan actualmente en las fronteras de Europa (al igual que el resto de inmigrantes que se mueven por el mundo, aunque sea un tema ligeramente diferente y ahora quiera centrarme en los primeros por la foto recibida) por muchas razones:
Yo considero a todas las personas del planeta exactamente igual que yo, con los mismos derechos, con los mismos sentimientos y preocupaciones, y por eso les deseo a todos lo mejor e intento darles lo mismo que me gustaría que me diesen a mí.
Los refugiados a los que me refiero son personas exactamente igual que todos nosotros, que un día han tenido que abandonar su casa, su barrio, su trabajo, a parte de su familia, a sus amigos, por el temor a morir por la guerra que ha llegado hasta su puerta. No saben cómo encontrarán su casa a su vuelta, y tienen que partir con lo justo y necesario para poder viajar lo más rápido posible y alejarse del peligro. Sólo por eso, ya deberíamos estar todos los demás ciudadanos que tenemos la suerte de vivir sin guerra, obligados a ayudarles lo más posible y aliviarles el sufrimiento que llevan. En último caso, tambien podría ser por el sentimiento egoísta de que nosotros podríamos estar en el futuro en una situación parecida (esperemos que nunca lleguemos a ese extremo) y nos gustaría recibir esa misma ayuda. No podemos olvidar lo que pasó en España durante la Guerra Civil, que muchos españoles tuvieron que refugiarse en otros países, cuyos ciudadanos nos recibieron unas veces mejor y otras peor. Nuestra propia abuela tuvo que huir de Madrid, viajando en un barco de refugiados hasta Francia por los peligros de la guerra. ¿Qué hubiera pasado si Francia hubiera construido una valla y no hubiera podido llegar al País Vasco a través de dicho país? Además considero que los europeos y los españoles en particular tenemos algo más de obligación, porque las decisiones que han tomado nuestros gobernantes en los últimos años han contribuido en parte (entre muchas otras circunstancias) a provocar la situación de guerra que les asola.

Por otra parte quiero llamar la atención sobre los intentos que se hacen para diferenciarnos de los refugiados. Se pone el acento en una sóla foto, de los millones de imágenes que nos están llegando de la situación, para llamar la atención sobre el supuesto machismo de “los refugiados”, así en general. No todos los refugiados tienen la misma situación económica ni los mismos valores y cultura; entre ellos existen las mismas diferencias que puede haber entre dos españoles elegidos al azar. Creo que es importante no generalizar y no considerar a todo el mundo igual (siguiendo el razonamiento que persigue la foto, todos los refugiados son machistas y dejan a la mujer en la situación penosa de la foto). Efectivamente, puede que haya un sector de la población Siria e Iraquí que sea más machista que una gran parte de la población española. ¿Pero acaso la sociedad española no ha evolucionado considerablemente en este tema en las últimas décadas? Solo por mencionar un ejemplo, hace 40 años una mujer en España no podía comprarse una casa sin el consentimiento del marido. Pero es que actualmente la sociedad española todavía tiene mucho que avanzar, o ¿no es verdad que las mujeres reciben salarios más bajos que los hombres, o que dedican más horas que ellos a las tareas del hogar y a los cuidados de los hijos y familiares? También en muchos países europeos tienen prejuicios hacia los españoles, y nos consideran vagos, machistas y maltratadores de animales.
Según mi percepción, no sólo estamos obligados a recibir a los refugiados y a intentar que tengan las mejores condiciones posibles (dentro obviamente de los recursos disponibles), sino también a ayudarles a integrarse en nuestra sociedad. Integrarse en nuestra sociedad para mí no significa que tengan que cambiar su cultura y costumbres por la nuestra, sino que tengan las capacidades necesarias para llevar una vida digna (así que podríamos ayudarles a aprender nuestro idioma, a encontrar un trabajo, a conocer la rica gastronomía española, a encontrar una vivienda asequible y adecuada, a relacionares con otras familias españolas, por ejemplo).
Por lo tanto, creo que la imagen persigue varios objetivos que a mi modo de ver son negativos, perversos y muy poco cristianos. Creo que persigue diferenciarnos de los refugiados, que nos parezcan distintos, separarnos de ellos y de esta forma nos sea más fácil aceptar su situación precaria y nos sea más fácil renunciar a ayudarles. Efectivamente son distintos a nosotros, tienen distinta cultura y valores, (igual que hay diferencias entre los españoles, o incluso entre gente que viva en el mismo barrio), pero eso no quita que sean personas iguales que nosotros.
Por último, no resalta los aspectos positivos que como sociedad nos aportaría el recibirles de forma más activa. Por una parte, siguiendo con el tema anterior, conocer nuevas culturas y formas de vida es muy enriquecedor. Como sociedad, integrar elementos de culturas diferentes (sobre todo los elementos positivos) ayuda a mejorar la sociedad en general.
Por otra parte, no quería dejar de resaltar que los inmigrantes crean riqueza a los países a los que llegan (al contrario de lo que la percepción a primera vista hace creer a veces a alguna gente, y al contrario de lo que de forma interesada difunden ciertas personas): como media los migrantes son personas sanas, en edad de trabajar y con cierta formación por lo que suponen pocos gastos sociales; y vienen a trabajar, por lo que pagan impuestos; de hecho, la media sale que pagan más que lo que reciben de servicios sociales; tienen iniciativa y llegan a crear puestos de trabajos nuevos. Por no hablar de que rejuvenecen la sociedad, que es uno de los problemas de la sociedad europea actual y futura.
No podemos olvidar que los humanos somos una raza de emigrantes, que nos hemos ido moviendo a lo largo de la historia de unas regiones a otras, y que la mezcla y la fusión es una de las principales fuentes de creatividad (tan importante como sociedad siempre, y en nuestros tiempos todavía más, cuando la innovación es uno de los mayores motores económicos mundiales). 
Por lo tanto, respondiendo a la pregunta de la foto: Si, creo que si pueden integrarse, y que lo harán mejor cuánto más les ayudemos a hacerlo. Tampoco conviene olvidar que a la mayoría de los refugiados les gustaría volver a su país  una vez que la situación de guerra haya pasado.
Este texto también me parece una simplificación, he tratado de resumir los aspectos que considero más importantes, pero este tema, para ser tratado correctamente, necesitaría de muchas palabras más.


9 Primeras fotos que han salido en google al teclear “Familias de refugiados sirios en carretera”:

 



¿Por qué para el mensaje de What´s up eligieron sólo una foto, y sólo esa?
 

miércoles, 11 de junio de 2014

¡Ya en casita!


Ahora si que podemos decir...¡por fín en casa!, tras unas ajetreadas semanas, varias discusiones con la gentuza de los de la agencia inmobiliaria y demás trajines varios con maletas de acá para allá, ¡ya estamos asentados en nuestra casita and very happy!
La casa está genial, está muy céntrica, está en la continuación de la Royal Mile y tiene un salón con las mejores vistas que hemos tenido nunca! Por un lado se ve el Hollyrood Park y por otro Calton Hill, una colina desde la que se puede observar una panorámica de todo Edimburgo.

Ahora que ya hemos desembalado todo el equipaje, hecho la visita al Ikea y llenado la nevera estamos dispuestos a empezar a conocer todo lo que nos ofrece Edimburgo cultural, social, natural e infantilmente!!
De momento hoy hemos ido a preguntar a un Colegio que hay justo en frente de casa y nos hemos metido de lleno en la tarea. Aquí no hay guarderías públicas hasta que los niños tienen 3 años, entonces puedes pedirla y puede que te la den y puede que no... Y las privadas te salen a riñón y medio (para haceros una idea, más o menos 1000 euros al mes). Asi que estamos buscando alternativas.
En el colegio que hay en frente de casa te ofrecen martes y miercoles de 12:30 a 14:30 fun,coffee and chat with other parens and childrens, es decir, una reunión de padres y niños para hablar entre nosotros y contarnos chascarrillos infantiles. Hoy hemos ido y la verdad es que era multicultural multicultural!: una chica egipcia, una de Sudán, una pakistaní, una de Kazajistan, un chico de Brunei, dos profes y Pedro y yo, con un montón de niños alrededor. Mientras algunas de ellas han preparado comidas típicas de su país, nosotros hemos conversado con algunas de ellas y Dani ha estado como loco jugando sin parar con los miles de juguetes que tenía a su alrededor. Ha estado bien, así mientras yo no tenga trabajo tengo la oportunidad de relacionarme con algo, aunque me va a costar, muchas son árabes y no se las entiende muy bien... y ellas a mi tampoco, una ya me ha dicho que me puedo apuntar a clases de inglés!!
Al que mejor entendemos es al de Brunei!

A partir de ahora y ya más asentados empezaremos a ver todas las cosas que se pueden hacer por aquí: buscar trabajo, estudiar inglés, ver la ciudad, conocer a gente...
¡Ya os contaremos qué tal se nos da!



 

Montaje que le hizo una chica china que nos encontramos en Hollyrood Park


Estas son las vistas desde la terracita de nuestra casa a Calton Hill


Estas son las vistas hacia el otro lado a Hollyrood Park


Fotos desde Calton Hill



¡Un besazo de la spanish family!

lunes, 2 de junio de 2014

Nómadas en Edimburgo

Bueno, aunque se nos vea tan agusto y relajados en estas fotos (de ayer), hemos tenido un domingo de AÚÚÚPA!
Ayer hizo muy buen día, con un sol espléndido y aprovechamos para dar un paseo por el jardín botánico de Edinburgo, una maravilla natural donde las Fagus sylvatica (traducción para no frikis: haya).
Hoy hemos estado de medio mudanza, y decimos medio porque los de la agenca inmobiliaria nos están toreando (y eso que esto no es tierra de toros), y no viviremos en nuestra casa hasta finales de esta semana.
Hasta ahora hemos estado viviendo en casa de la tía Noni, ella ha estado de viaje en Cádiz estos días, y hemos estado allí a todo lujo. Hasta que llegaron Celia y Dani, Pedro ha estado viviendo allí con ella como un rey!: Desayunando huevos con bacon los domingos, a mesa puesta al llegar del curro, y sin tocar una sartén en un mes! Vamos, me he malacostumbrado! :))
Esta noche ya vuelve Noni y no cabemos todos en su casa, así que estaremos dos días en unos apartamentos, y otros dos en un hotel. No hemos podido reservar todos los días en los apartamentos porque resulta que este martes hay aquí un concierto de One Direction, y está todo reservado!!!!! No sabemos si apuntarnos ya que estamos aquí! ;)
Así que hoy hemos comenzado nuestra semana nómada, que esperamos terminar en nuestra casa, ya pondremos fotos!
Hoy ha tocado recoger y limpiar la casa, y además hacer maletas para una semana, y guardar las otras 5-6 maletazas que hemos dejado en casa de Noni hasta que nos mudemos del todo! Eso con Dani estrenando la ley de la máxima entropía o del máximo desorde! Vamos, toda una odisea sólo apta para entrenados en materia maletil, que hemos terminado a las 7 de la tarde!
¡Muchos besos y hasta la próxima!



Dani persiguiendo el bocata que le había quitado Pedro



En el Jardín Botánico de Edimburgo. Dani señalando una gaviota volando

Alá!!! ¡He visto a la paloma saliendo de detrás de los arbustos!

Nuestro chiquitín ya empieza a tener interés por (destrozar) las plantas  

Descubriéndose el culito!

Sin palabras... 

Aún patas arriba ve la vida con buena cara
Los nuevos fichajes de Edinburgo posando con el castillo al fondo 

Nuestro modelo corriendo por casa de la tía Noni

domingo, 25 de mayo de 2014

Bienvenidos al nuevo viaje de Celis, Pericos & Son: Next station, Edinburgh

Bueno, pues con motivo de nuestra próxima aventura a tierras escocesas retomamos el blog.
No sabemos si lo haremos con la misma intensidad de siempre, pero por lo menos intentaremos poneros de vez en cuando al tanto de nuestras andanzas.
Pedro lleva aquí más o menos un mes, y antes de ayer llegamos Celi & Son a ver lo que se cuece por tierras norteñas.
El motivo de nuestra emigración no ha sido otro más que mejorar nuestra situación laboral, de momento Pedro ya lo ha conseguido, así que ahora solo me queda a mí intentar encontrar un trabajo aquí, ¡a ver qué tal se nos da!
De momento las sensaciones son muy raras, ayer cuando nos separamos de Pedro, me quedé pensando que no sabía ni dónde nos dejaba, se hace muy extraño el no saber ni por donde andas..., incluso también da un poco de vértigo el no saber como serán nuestros próximos años aquí, cómo nos desenvolveremos con el idioma, qué tal nos adaptaremos a este fresquito y a las lluvías, etc. lo que sí que esta claro es que por lo menos lo vamos a intentar y esperemos que salga lo mejor posible, ¡por eso que no quede!.

Pedro nos ha estado enseñando la Old y la New Town, muy bonitas las dos, aunque más grises de lo nos esperábamos. Edimburgo nos ha parecido de momento una buena ciudad para vivir, mucho más pequeña que Madrid, las distancias son más cortas y parece bastante agradable, ¡ojalá no nos equivoquemos!


Os enseñamos unas cuantas fotos que hemos hecho para que veáis el reencuentro de Perico con Celi & Son!

 Dani flipando con el gaitero al ritmo de Old McDonald have a farm ia ia ooooo
En Princess Gardens

 En Holyrood Park, aquí no se andan con minucias
 Dani estrenando el gorro que le hizo Bea, bien abrigadito, ¡qué frío hace!
A corrient family